PREVENIR LAS HUMEDADES, ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO MAL?

Muchas rutinas que llevamos a cabo día tras día en nuestras casas agravan las consecuencias de la humedad por condensación. Son actividades tan comunes que no somos conscientes del vapor de agua que pueden llegar a generar. Este vapor de agua se acaba depositando sobre los puntos más fríos afectando a la salud de nuestra vivienda y a la nuestra propia. Desde Diagnóstico de Humedades queremos darte una serie de consejos para que reduzcas la humedad por condensación y mantengas un ambiente seco y saludable en todas las estancias de tu hogar. Esto es lo que NO debes hacer si quieres eliminar la humedad:

  1. Ducharte a temperaturas muy altas y con la puerta abierta: el cuarto de baño es una de las habitaciones de la casa que más humedad acumulan, por este motivo es recomendable no dejar la puerta abierta mientras nos duchamos, así condensación no se extenderá a las demás zonas de la casa.
  2. No ventilar lo suficiente: las viviendas modernas pecan de un aislamiento excesivo. La renovación del aire viciado del interior es fundamental para evitar las humedades por condensación. Solo con abrir las ventanas durante unos minutos al día estaremos eliminando humedad, ácaros y sustancias nocivas del ambiente. Siguiendo este consejo estaremos evitando que la humedad afecte a muebles y paredes, a la vez que crearemos un ambiente más saludable para los miembros de nuestro hogar.
  3. Llenar la casa de plantas: las plantas expulsan grandes cantidades de agua a través de sus hojas, por eso es  adecuado mantenerlas siempre en galerías y balcones, no en el interior de casa. Si aún así te gusta este tipo de decoración, te recomendamos que adquieras plantas que pueden llegar a actuar con deshumidificadores como los helechos, la hiedra o el lirio de la paz.
  4. Secar la ropa en el interior: colgar la ropa mojada en el interior de la vivienda es un gran error, ya que mientras se seca, el ambiente se está llenando de litros de vapor de agua. En ocasiones, no queda otro remedio al no existir un tendedero en el exterior, en este caso lo aconsejable es apostar por una secadora. Hay que tener cuidado con las secadoras de evacuación, en las cuales el tubo de evacuación ha de estar conectado de manera que vaya directamente a la calle.
  5. Subir la calefacción por encima de la temperatura recomendada: de primeras puede parecer que programar la calefacción a altas temperatura va a eliminar las humedades por condensación. Este planteamiento es completamente erróneo ya que la diferencia térmica entre interior y exterior se incrementa, por lo que los puentes térmicos de los materiales de construcción provocan que el agua se deposite y caiga sobre paredes, espejos y otras superficies húmedas.

Aplicando estos pequeños consejos podrás prevenir la aparición de humedades sin tener que hacer grandes esfuerzos ni gastar dinero innecesario. Sin embargo, si las humedades ya se han instalado en su hogar, lo mejor es contactar con un especialista que ofrezca soluciones definitivas. Muchas veces, variar los hábitos de vida no sirve de nada si los materiales de construcción o el entorno de la vivienda son los culpables del surgimiento de las humedades. Si observas alguno de estos síntomas en tu hogar, lo mejor es que contactes con un profesional:

  • Moho en paredes, techos o elementos de madera.
  • Presencia de salitre en las paredes
  • Las paredes presentan zócalos defectuosos y pintura caída.
  • Ventanas que «lloran» y formación de pequeños charcos en el suelo.
  • Dolores de cabeza constantes o agravamiento de enfermedades respiratorias.

En Diagnóstico de Humedades trabajamos en toda España con los mejores técnicos, nuestros tratamientos son 100% definitivos y se adaptan a las necesidades de cada uno de nuestros clientes.

Cómo deshacerse de los peces de plata para siempre

Seguro que en más de una ocasión has visto en el cuarto de baño o en otros lugares de tu casa a unos pequeños insectos de color gris brillante y largas antenas, estos pequeños invasores también son conocidos como lepisma saccharina o como bichos de la humedad, esto es debido a que sienten predilección por los rincones más húmedos y oscuros de la vivienda. Suelen vivir en pequeños agujeros de la pared o entre las juntas de las baldosas, además son muy rápidos, por lo que es difícil verlos fuera de sus escondites.

Los peces de plata son insectos inofensivos, que no causan ningún mal a los seres humanos. Sin embargo se alimentan de materia orgánica, por lo que pueden agujerear papeles y ropa. Su propia presencia causa molestias y sensación de suciedad, y además se reproducen muy rápidamente.

Aquí vamos a daros una serie de consejos con aquello que debéis y no debéis hacer para aplacar esta plaga tan habitual en los hogares de toda España:

  • Nunca tapar las grietas donde habitan. Aunque pueda parecer la solución más rápida, tapiar los agujeros donde se crían es una idea muy mala, ya que los peces de plata poseen fuertes mandíbulas, por lo que la silicona o la madera se convertirían en su alimento.
  • Limpiar bien los muebles. Los bichos de la humedad pueden esconderse entre las paredes y los muebles, debajo de estos o en pequeñas grietas. Por lo que es importante realizar limpiezas a fondo y así eliminar el polvo del que los peces de la humedad suelen alimentarse.
  • Ventilar bien la casa. Abrir las persianas para dejar que pase la luz y dejar las ventanas abiertas unos minutos cada día es fundamental para ahuyentar a los peces de plata.
  • Eliminar la humedad excesiva. Las humedades favorecen un ambiente idóneo para la proliferación de los peces de plata. El moho, la humedad del ambiente y el aire viciado atraen a estas pequeñas criaturas. De nada valen los parches temporales como insecticidas o remedios caseros sino ponemos fin al ecosistema donde se desrrollan estos insectos.

En Diagnóstico de Humedades tenemos un tratamiento idóneo para cada tipo de humedad, para que te olvides de las consecuencias de estas: gracias a las técnicas más innovadoras podrás decir adiós para siempre al moho, los malos olores y por supuesto, a los bichos de la humedad.

Cómo quitar el olor a humedad: 5 trucos efectivos

Los problemas de humedad traen consigo consecuencias que afectan a la calidad de vida de los inquilinos, entre ellas se encuentra el desagradable olor a humedad que se instala en las habitaciones. Estos olores sienten predilección los tejidos: cortinas, alfombras, ropa de cama o sofás. Además, los lugares cerrados y oscuros como armarios tienden a retener las humedades y también los olores, por lo que es muy común que la ropa adquiera este molesto olor y que por lo tanto, no nos deshagamos de esta incomodidad ni fuera de casa.

olor a humedad

5 trucos para eliminar el olor a humedad de habitaciones y ropa

  1. Solucionar el problema de humedad: en la mayor parte de los casos, el olor a humedad esconde un problema aún mayor. Si los niveles de humedad son muy altos en un espacio cerrado, es muy probable que se desarrolle moho. Este microorganismo es muy dañino para la salud por lo que habrá que tratar el problema de raíz, contactando con un profesional que diagnostique el origen de la humedad y establezca una solución definitiva. Los remedios contra el olor a humedad solo funcionarán una vez que la problemática haya sido tratada, sino estaremos gastando recursos inútilmente.
  2. Eliminar el olor de la ropa con vinagre: una vez que el problema de humedad haya sido tratado de raíz es importante atacar las zonas más conflictivas. El vinagre es un componente muy efectivo, solo deberemos dejar las prendas y la ropa de cama a remojo durante una hora y después proceder a su lavado como lo hacemos normalmente. De esta forma podremos disfrutar de un armario libre de malos olores.
  3. Eliminar los malos olores de muebles tapizados: deshacernos del olor a humedad en sofás, colchones o sillas tapizadas puede parecer una tarea ardua, pero por menos de 3 euros podremos hacernos con un remedio muy práctico, el bicarbonato sódico es un compuesto con muchísimos beneficios, entre ellos la eliminación de manchas y la neutralización del olor a humedad. Tan solo debemos poner un litro de agua a hervir y a continuación añadir dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Una vez que hemos obtenido una mezcla blanquecina, la aplicamos sobre alfombras, sillones y colchones con un spray, después solo hemos de frotar con un cepillo de cerdas, esperar unos minutos a que haga efecto y por último, aclarar con agua.
  4. Utilizar carbón vegetal para las zonas más húmedas: dentro de armarios y en habitaciones con poca ventilación podemos dejar un poco de carbón vegetal (siempre dentro de un recipiente para evitar manchar nuestras pertenencias). El carbón es un potente absorbente de la humedad, por lo que si lo dejamos actuar durante un día podremos notar una gran mejoría.
  5. Ventilar bien toda la casa: una ventilación deficiente no permite que el aire interior se renueve, y como consecuencia el olor  humedad permanecerá dentro de la vivienda. Esta es una problemática común en estancias como cuartos de baño. Abrir las ventanas y puertas de toda la casa permitiendo que fluya el aire es un remedio simple pero que nos ayudará a mantener la casa fresca, saneada y libre de malos olores. 10 minutos al día son suficientes para renovar el aire interior y para prevenir la aparición de ácaros y moho.

Desde Diagnóstico de Humedades queremos ofrecerte una valoración del problema y un presupuesto completamente gratuitos, para que te olvides para siempre del olor a humedad y vuelvas a disfrutar de una casa saludable. Solicita ahora mismo un diagnóstico gratuito con un técnico de tu zona.