Cómo quitar el olor a humedad: 5 trucos efectivos

Los problemas de humedad traen consigo consecuencias que afectan a la calidad de vida de los inquilinos, entre ellas se encuentra el desagradable olor a humedad que se instala en las habitaciones. Estos olores sienten predilección los tejidos: cortinas, alfombras, ropa de cama o sofás. Además, los lugares cerrados y oscuros como armarios tienden a retener las humedades y también los olores, por lo que es muy común que la ropa adquiera este molesto olor y que por lo tanto, no nos deshagamos de esta incomodidad ni fuera de casa.

olor a humedad

5 trucos para eliminar el olor a humedad de habitaciones y ropa

  1. Solucionar el problema de humedad: en la mayor parte de los casos, el olor a humedad esconde un problema aún mayor. Si los niveles de humedad son muy altos en un espacio cerrado, es muy probable que se desarrolle moho. Este microorganismo es muy dañino para la salud por lo que habrá que tratar el problema de raíz, contactando con un profesional que diagnostique el origen de la humedad y establezca una solución definitiva. Los remedios contra el olor a humedad solo funcionarán una vez que la problemática haya sido tratada, sino estaremos gastando recursos inútilmente.
  2. Eliminar el olor de la ropa con vinagre: una vez que el problema de humedad haya sido tratado de raíz es importante atacar las zonas más conflictivas. El vinagre es un componente muy efectivo, solo deberemos dejar las prendas y la ropa de cama a remojo durante una hora y después proceder a su lavado como lo hacemos normalmente. De esta forma podremos disfrutar de un armario libre de malos olores.
  3. Eliminar los malos olores de muebles tapizados: deshacernos del olor a humedad en sofás, colchones o sillas tapizadas puede parecer una tarea ardua, pero por menos de 3 euros podremos hacernos con un remedio muy práctico, el bicarbonato sódico es un compuesto con muchísimos beneficios, entre ellos la eliminación de manchas y la neutralización del olor a humedad. Tan solo debemos poner un litro de agua a hervir y a continuación añadir dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Una vez que hemos obtenido una mezcla blanquecina, la aplicamos sobre alfombras, sillones y colchones con un spray, después solo hemos de frotar con un cepillo de cerdas, esperar unos minutos a que haga efecto y por último, aclarar con agua.
  4. Utilizar carbón vegetal para las zonas más húmedas: dentro de armarios y en habitaciones con poca ventilación podemos dejar un poco de carbón vegetal (siempre dentro de un recipiente para evitar manchar nuestras pertenencias). El carbón es un potente absorbente de la humedad, por lo que si lo dejamos actuar durante un día podremos notar una gran mejoría.
  5. Ventilar bien toda la casa: una ventilación deficiente no permite que el aire interior se renueve, y como consecuencia el olor  humedad permanecerá dentro de la vivienda. Esta es una problemática común en estancias como cuartos de baño. Abrir las ventanas y puertas de toda la casa permitiendo que fluya el aire es un remedio simple pero que nos ayudará a mantener la casa fresca, saneada y libre de malos olores. 10 minutos al día son suficientes para renovar el aire interior y para prevenir la aparición de ácaros y moho.

Desde Diagnóstico de Humedades queremos ofrecerte una valoración del problema y un presupuesto completamente gratuitos, para que te olvides para siempre del olor a humedad y vuelvas a disfrutar de una casa saludable. Solicita ahora mismo un diagnóstico gratuito con un técnico de tu zona.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *