¿Cómo eliminar el moho en casa?

El moho puede desarrollarse en múltiples lugares y elementos de la vivienda: marcos de puertas y ventanas, paredes y techos, muebles y ropa. El moho destroza todo lo que encuentra a su paso, degradando casi todo tipo de materiales como madera, tela o plástico. Por este motivo es importante buscar una solución efectiva al problema y así evitar que nuestro hogar sufra pérdidas materiales.

El moho se presenta en forma de manchas negras o verde oscuro, y además es característico por desprender un desagradable olor, identificado también como «olor a humedad». Su desarrollo viene dado por la presencia de humedades en la vivienda, habitualmente la tipología que causa el desarrollo del moho es la humedad por condensación; ya que el vapor de aire contenido en la vivienda se condensa sobre las superficies más frías: paredes en contacto con el exterior, marcos de ventanas, etc. Pero poco a poco el moho va avanzando y llega a armarios, libros, ropa, etc. Otras humedades como las ocasionadas por filtración y por capilaridad también pueden provocar la aparición de hongos. Por eso es muy importante un buen diagnóstico de humedades para localizar la causa y poner sobre la mesa la solución más adecuada.

Además de las pérdidas económicas, el desagradable olor y los problemas estéticos, el moho ocasiona problemas más graves que afectan directamente a la salud: el moho es el causante de un alto porcentaje de alergias respiratorias y además puede ocasionar infecciones graves en los pulmones. Si el habitante padece alguna dolencia respiratoria, la convivencia con hongos no hará más que agravarla y hacer más evidentes los síntomas.

Si sufres congestión nasal, irritación de garganta, picor de ojos o enrojecimiento de la piel; es muy probable que el moho esté afectando a tu salud.

Para limpiar el moho de casa, existen diferentes productos en el mercado, sin embargo estos productos solo esconden el problema por un tiempo determinado, lo que supone una pérdida de tiempo y de dinero; ya que el moho volverá a surgir en cuanto las humedades se vuelvan a presentar.

Hay unos puntos clave para mantener la casa libre de mohos perjudiciales para la salud:

  • Ventilar la casa a menudo: ventilar todas nuestras estancias durante al menos 10 minutos al día es fundamental para airear la vivienda, reducir las humedades por condensación y sanear el aire interior librándolo de sustancias y microorganismos nocivos para sus habitantes.
  • Dejar un espacio entre la pared y los muebles: de esta forma permitiremos que corra el aire entre los muebles y evitaremos que las superficies más frías de la casa estén en contacto con nuestras pertenencias.
  • Poner una solución definitiva al problema de humedad: aunque apliquemos los consejos anteriores, es imposible deshacerse del moho sin eliminar antes el problema que los causa: la humedad. Para eliminar las humedades de manera definitiva es necesario ponerse en manos de expertos en el tratamiento de humedades.

Desde Diagnóstico de Humedades estamos comprometidos con la calidad del aire interior, por eso te ofrecemos tratamientos efectivos con los que el moho nunca más volverá a surgir.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *